«Ejercer la caridad nos lleva a la Santidad». Mons. Torres en la Fiesta del Beato JGH.

Mons. Alfredo Torres. Homilía en la fiesta Litúrgica del Beato José Gregorio Hernández, 26 de Octubre del año 2022.


Aún resuenan en nuestro oídos, las palabras del Nuncio apostólico Aldo Giordano, cuando el día de la beatificación, dijo brevemente: “el Dr. José Gregorio Hernández, experto en las ciencias, fiel laico y excelente en la fe, quien reconociendo en los enfermos el rostro sufriente del Señor, los socorrió con caridad según el evangelio. De ahora en adelante sea llamado Beato y celebrado el 26 del mes de octubre”.

En cumplimiento de esta disposición litúrgica, la Diócesis de San Fernando de Apure, se apresta para celebrar, con especial gozo, el día del Beato José Gregorio y cantar las alabanzas al Dios de la Misericordia. Con especial motivación, cómo olvidar que el milagro que lo llevó a los altares, fue efectuado aquí en estos llanos, en la persona de la Niña Yaxury Solórzano. Los testimonios, con lujo de detalles científicos y canónicos fueron elaborados y testimoniados por personal médico de nuestro centro de salud, el Hospital Pablo Acosta Ortiz de San Fernando de Apure. Hemos visto en ello, una mirada de bendición del Señor, para nuestra diócesis, que se irradia intermitentemente desde este Santuario, convertido en centro de adoración al Santísimo Sacramento y lugar donde reposa la reliquia auténtica del Beato. Y cómo centro vital, ha inspirado a la Primera Autoridad del Estado Apure, aquí presente, la decisión de restauración de este Santuario, que hoy consagramos por todo lo alto, según las normas litúrgicas y canónicas. Bienvenido este aporte, a este corazón palpitante de vida y amor para toda la diócesis y más allá.

Al consagrar este altar y este recinto, colocamos la reliquia de un servidor del Señor, en este caso del Cardenal Francisco Javier Nguyen Van Thuan, nacido en la capital del Vietnam Imperial, preparado en Roma, se ordenó sacerdote en 1953, y en 1967 nombrado obispo de Nha Trang. Y en 1975, cuando Vietnam del Sur se encontraba invadido por las tropas comunistas, Pablo VI lo nombró arzobispo coadjutor de Saigón y a partir de este momento fue hecho prisionero. Liberado en 1988, desempeñó varios cargos en el Vaticano y fue predicador de los ejercicios espirituales en el año 2000 en presencia del papa Juan Pablo II quien expresó al término del retiro: “nos ha guiado en profundización de nuestra vocación de testigos de la esperanza según el evangelio al comienzo del tercer milenio. El quien fue testigo de la cruz durante largos años de encarcelamiento en Vieitnan y nos ha confirmado en la certeza alentadora de que cuando todo se derrumba en nuestro entorno y quizás también dentro de nosotros, Cristo sigue siendo nuestro apoyo indefectible”. Quiero pedir a todos, a los fieles organizados, a ejemplo del Beato José Gregorio Hernández, no descuidemos por nada del mundo, la oración y adoración fervorosa y continua al Señor. Tantas bendiciones, nos ha traído y traerá. Por tanto bendigamos al Señor y glorifiquémoslo delante de todos los vivientes y cantemos himnos en alabanzas a su nombre.

Aquí estará resonando la constante invitación del Señor a la Santidad, como lo vivió el Beato José Gregorio y la Palabra de Dios nos lo recuerda hoy. Se es Santo en el transcurrir de la vida en el ejercicio de la caridad y en esa caridad consistirá el examen final de nuestras vidas. El ritmo de la caridad hacia el necesitado, sin miramientos ni acepción de personas, será la marcha indetenible hacia la santidad o amistad con Dios. Servicio que sirve de canal para que el amor de Dios se concrete en el necesitado. Así nos lo ejemplifica el Dr. José Gregorio Hernández.

Quede para perpetua memoria, este bello recinto, con la llama flameante , del corazón amoroso de Jesús en la presencia continua del Señor Sacramentado, en donde vendremos a agradecer los muchos detalles de su amor, así como la fuerza necesaria para seguir adelante.

Mons. Alfredo Torres.
Homilía en la fiesta Litúrgica del Beato José Gregorio Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba