Mons. Alfredo Torres: «Los Ancianos son un regalo de la Misericordia de Dios».

Este Domingo 25 de Julio se celebra la primera Jornada Mundial de los Abuelos y Mayores, instituida por el Papa Francisco en el marco de la festividad de San Joaquín y Santa Ana con la finalidad de «agradecer el don de la vejez como eslabón entre generaciones para transmitir la Fe y la Sabiduría».

En tal sentido Mons. Alfredo Torres, Obispo de la Diócesis de San Fernando de Apure, envío un saludo y una bendición especial a todos los ancianos de la Diócesis, reconociendo el trabajo que llevan adelante en las Hermanitas de los Ancianos Desamparados en la Casa Hogar Ntra. Sra. de Coromoto en Biruaca, así como también en las casas de atención a los Adultos Mayores FUNDACIAM y las diferentes iniciativas Parroquiales.

«El cuidado y la estima a los ancianos y adultos mayores son reflejo de una sociedad sana; es además necesario para mantener viva la memoria histórica de las familias y los pueblos. Para la Iglesia y para el mundo, los ancianos no son una carga, sino un regalo de la Misericordia de Dios. Por eso es tan importante el trabajo de atención en la Casa Hogar Ntra. Sra. de Coromoto de Biruaca, en los centros de FUNDACIAM y en las Parroquias», dijo.

Hizo además un llamado a los jóvenes y en general a las familias «a no descuidar a sus ancianos y abuelos; para ellos, todo el cariño y consideración», y alertó de «la cultura mercantilista que descarta lo que no produce, y que por tanto descarta también a los ancianos».

Por su parte el Papa Francisco manifestó su cercanía a los Ancianos y mayores, recordando el Lema de esta Jornada. «‘Yo estoy contigo todos los días’ son las palabras que, como Obispo de Roma y como anciano, deseo dirigirte en esta Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores. ¡La Iglesia está a tu lado, a nuestro lado, te quiere y no quiere dejarte solo!», dijo.

PRENSA DIOCESANA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba