Subsidios Litúrgicos


La Liturgia es el servicio que el hombre da a Dios, porque Él se lo merece. Y trae aparejada nuestra propia santificación, es decir, gracias a la liturgia nosotros nos vamos santificando, purificando, pues quien entra en contacto con Dios, recibe ese fuego divino que calienta, purifica y perfecciona. Desde el Departamento Diocesano de Liturgia y otros servicios de animación pastoral, se ofrecen los presentes recursos al servicio de la «participación consciente, plena y fructuosa del pueblo de Dios en las celebraciones litúrgicas (SC, 11), con sentido de Sinodalidad.

RECURSOS:

Ir arriba